Marc Larré

Contactos, 2017–ongoing
Arcilla
Varias dimensiones

Cada una de las piezas de la serie 'Contactos' es el resultado de un contacto o colisión entre la superficie del barro y el patrimonio cultural y material de la ciudad de Barcelona, sus edificios, sus paredes, el suelo. Un juego de relaciones entre lo simbólico y lo real. Lugares más o menos icónicos mordiendo el polvo, colisionando; volúmenes cargados de virtualidad física.

El barro está hecho de partículas que provienen de la erosión de una roca (lo duro) por las fuerzas del viento, de la lluvia, por los cambios de temperatura. En él están el glaciar y el volcán y el agua, pero también están los restos humanos, prácticas olvidadas, supersticiones. Conjuga tal cantidad de campos semánticos que se podría decir que abarca la totalidad de lo existente, o que el mundo se resume en un bola de barro.